Cerrando un exitoso proceso: Estudiantes PACE en la UTA egresan del programa

Asistentes evaluaron positivamente este periodo de acompañamiento brindado por el PACE en la UTA.

Estudiantes de la cohorte 2020 que ingresó a la Universidad de Tarapacá a través de un cupo del Programa de Acceso a la Educación Superior (PACE), egresaron del programa después de cuatro años de trabajo, desde la Educación Media hasta su segundo año en la Universidad.

La ceremonia de cierre contó con la participación del equipo del Área de Formación Integral (AFI), el coordinador ejecutivo del PACE UTA Eduardo Bravo Lange, el coordinador del Área de Preparación en la Enseñanza Media, José Imaña Cerda y los estudiantes que egresaban del programa.

Esta actividad, tuvo por objetivo reflexionar sobre los años académicos transcurridos, certificar el egreso del programa y destacar a los y las estudiantes por su participación en las actividades realizadas durante los dos últimos años.

En este cierre, también se aprovechó de informar que el trabajo de acompañamiento académico y psicosocial recibido a la fecha, si bien, ya no se haría a través del PACE, lo obtendrían de todas maneras desde las diferentes instancias de apoyo que entrega la Dirección de Docencia a través del Área de Formación Integral, como el Programa de Tutores Pares, apoyos académicos, talleres de desarrollo de competencias transversales, entre otros. En la misma línea, se desarrollaron diferentes dinámicas en las que se invitó al grupo de estudiantes a la reflexión sobre su rol como estudiante y futuro profesional.

Al concluir la actividad, el Director de Docencia Dr. Carlos Leiva Sajuria, apuntó a la importancia del acompañamiento permanente a los estudiantes, que es una de las metas que la Institución se ha planteado a través de su Modelo Educativo, recientemente oficializado. “La mayoría de los jóvenes que ingresan a nuestra Universidad tienen diferentes tipos de brechas en cuanto a su formación, académico,  personal y desarrollo social. Nuestro deber, entonces, es generar los puentes para que ellos puedan cumplir con una vida plena en nuestra Institución, logrando los mejores resultados académicos y personales”, remarcó.

Por su parte, Eduardo Bravo Lange, coordinador ejecutivo del PACE, se refirió al trabajo, destacando el esfuerzo y las dificultades que los estudiantes vivieron con la pandemia y como supieron sobrellevar estas situaciones con éxito. “Estos dos últimos años han sido complejos desde la perspectiva de las acciones y cercanía con nuestros estudiantes. A pesar de aquello, la distancia y el cansancio que ha significado acomodarse a la contingencia, nuestros estudiantes han sabido continuar con su proceso formativo y apoyarse en ese transcurso con nosotros como PACE. Es así como esta actividad resultó ser todo un éxito y marca un antes y un después en nuestros estudiantes, quienes en este largo camino han sabido avanzar y adquirir conocimientos, destrezas y competencias”, remarcó.

Finalmente, tuvo palabras de despedida para los estudiantes, poniendo en relieve, que no es un cierre definitivo del trabajo con ellos. “El término de 4 años de seguimiento no es un cierre definitivo, ellos/as lo saben. Es sólo un paso más que han avanzado en este objetivo tan importante para sus vidas como lo es convertirse en profesionales y un aporte desde sus disciplinas para nuestra sociedad. Hemos aprendido a conocerlos a estar con ellos y ser un aporte en lo académico y lo psicoafectivo, sobre todo en esta contingencia producto de la situación sanitaria. El equipo PACE seguirá atento a todos nuestros estudiantes desde el Área de Formación Integral para apoyar en lo que requieran para potenciar su autonomía y desde ahora, perfil de egreso”, sostuvo el coordinador.